TIPS PARA UNA BUENA SALUD SEXUAL EN LA MUJER

 

La salud sexual, un término que ha venido ganando espacio en conversaciones, consultas y en la conciencia de la población. ¿Realmente qué significa? Para la Organización Mundial de la Salud es “un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia; para lo cual es necesario también que los derechos sexuales de todas las personas sean respetados, protegidos y ejercidos a plenitud”.

Para entender el concepto de salud sexual, es primordial tener en cuenta que es sexualidad. El imaginario más común es una pareja debajo de las cobijas, pero para el uroginecólogo Jorge Alberto García, presidente de la Asociación Colombiana de Ginecología Urológica, “la sexualidad es una mirada, una palabra amable, una caricia, es un detalle. Finalmente es una manera más de cómo los seres humanos interactuamos”.

Mantener este bienestar no es simplemente tener relaciones sexuales con frecuencia. Pero tampoco es un aspecto secundario, del cual se pueda prescindir. Se trata de una dimensión del ser humano que influye en todas las áreas de su transcurrir. “La sexualidad es un aspecto central del ser humano a través de su vida, que incluye sexo, identidades y roles de género, orientación o preferencia sexual, erotismo, placer, intimidad y reproducción”, afirma el doctor García. De acuerdo con el Doctor Jorge Alberto García, “la sexualidad involucra nuestra mente, nuestra capacidad de ser seres inteligentes”. Además, cuando se tiene una buena salud sexual, plena y completa, tanto a nivel físico como mental puedes compartir con tranquilidad.

Hay que vivir la sexualidad con inteligencia. “Si tú vives tu sexualidad con respeto hacia ti mismo y hacia los demás, como una expresión de amor, seguramente vas a poder transmitir cosas mucho más positivas que si no lo haces”.

Hay algunas situaciones “de salud” que hacen sentir inseguras a las mujeres y que pueden afectar su sexualidad, por ejemplo; aproximadamente el 40% de las mujeres sufren de incontinencia urinaria, esto causa problemas que van desde la simple incomodidad hasta producir un impacto importante en la calidad de vida, sin embargo, existen soluciones para que siempre prevalezca el bienestar de ella.

La Sociedad Internacional de Cirugía Plástica (Isaps por sus siglas en inglés), afirmó que en el 2017 la cirugía que más creció en Colombia ha sido la remodelación vaginal. Las mujeres que se realizan este procedimiento buscan obtener mayor placer sexual y comodidad con su zona genital.

Por otro lado, una comunidad que también es de interés son los adolescentes. Un estudio que encuestó a 1.100 adolescentes entre 14 y 19 años de edad, adelantado por la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, la Corporación Universitaria de la Costa y la Universidad Miguel Hernández de España; publicado en la revista científica BMC Public Health en el 2018, afirma respecto de la sexualidad en nuestro país que:

·         El 71 % de los adolescentes colombianos usa condón en algunas de sus relaciones sexuales y solo 22 % lo usa constantemente.

·         Las mujeres inician su vida sexual a los 15 años de edad y los hombres un año antes.

·         El 10 % de los adolescentes no usó condón en su primera relación sexual y 37 % de la muestra tomó pastillas anticonceptivas.

·         El 31 % de las mujeres y 40 % de los adolescentes evaluados ha tenido relaciones sexuales al menos una vez en su vida.

Como profesional dedicado 100% al bienestar íntimo femenino, el doctor Jorge Alberto García hace algunas recomendaciones para cuidar de la salud sexual de la mujer. 

 

Atardecer_en_pareja.jpg

 

TIPS PARA UNA BUENA SALUD SEXUAL EN LA MUJER:

1.    El primer hábito es la higiene: El baño corporal normal es indispensable e incluye la zona genital externa.  En caso de que se haga uso del jabón siempre debe retirarse con abundante agua, para evitar que queden residuos que puedan causar irritaciones.

2.    Cuando entres al baño, limpiarse de adelante hacia atrás. Cuando se limpia de atrás hacia adelante aumenta el riesgo de infecciones, ya que pueden movilizarse partículas de materia fecal hacia la zona íntima.

3.    Después de las relaciones sexuales, es sano ir a orinar, ya que con el movimiento y la fricción se puede facilitar el ascenso de bacterias por la uretra, que es el conducto por donde sale la orina. Al orinar, se pueden de alguna manera “barrer” las bacterias presentes.

4.    Lavarse las manos antes de entrar al baño, porque es un momento en el que vas a tocar y manipular tu zona genital, después de manipular diferentes objetos que hay en la calle.

5.    Es necesario ejercitar los músculos vaginales con ejercicios de piso pélvico, ya que estos ayudan a atenuar y prevenir la incontinencia urinaria. La gimnasia vaginal siempre es una buena idea.

6.    Es importante mantener un buen estado de salud. Por eso recomiendo asistir a los controles ginecológicos, por supuesto, con todas las medidas de bioseguridad. En estos tiempos es aún más importante estar siempre saludable.

 

 

Categoría:

Comparte esta publicación :