E-book gratuito con recetas marinas veganas

 

Colombia es el segundo país del mundo con mayor número de especies de agua dulce, después de Brasil. Actualmente, la sobrepesca y la contaminación tienen en peligro de extinción a diversos peces y animales acuáticos, entre las cuales se encuentran los tiburones, que ya se encuentran amenazados en un 30%. A nivel mundial, cerca del 64% de los recursos pesqueros están clasificados como sobreexplotados y un 23% de ellos están completamente explotados, lo que significa que la salud de nuestros ecosistemas oceánicos está cada vez más en riesgo.

Pensando en alternativas más éticas y sostenibles para esta tradición, la ONG Sinergia Animal lanzó un e-book gratuito con 15 recetas en que los pescados, cangrejos, camarones y mariscos son sustituidos por vegetales y hongos. El material está disponible para descargar en www.sinergiaanimal.org/recetas-del-mar.

 

ebook_gratis.png

 

No necesitamos perdernos del sabor o la textura de los alimentos del mar con estas alternativas veganas pero si dejamos de contribuir a problemas serios éticos y ambientales. Las opciones son deliciosas y sorprendentes”, afirma Karen Reyes, vocera para Colombia de Sinergia Animal. Ella menciona algunos trucos comunes de estas recetas, como el uso de algas y otras especias para dar sabor, y hongos o tofu para recetas “carnosas”, además de algunos ingredientes más novedosos, pero que se han vuelto populares en los últimos años. “Todos estos trucos están detallados en el e-book, que es gratuito”, declara.

Actualmente, se estima que hasta 2,3 trillones de peces son capturados de la vida salvaje cada año, y otros 167 billones de peces y 600 billones de crustáceos son sacrificados en granjas acuáticas. Son números que evidencian la vulnerabilidad ambiental de los océanos y manglares frente a la sobrepesca y los cultivos a gran escala, y también una cuestión ética importante.

Descubrimientos científicos recientes demuestran que los peces son animales con capacidad de experimentar una serie de sensaciones y emociones, como dolor y placer. A pesar de esto, son criados normalmente en espacios hacinados e insalubres y sacrificados de formas crueles, como por asfixia o desollados y cortados vivos y conscientes. “La buena noticia es que no necesitamos ser parte de esto para tener una alimentación saludable y sabrosa. La mejor forma de colaborar para la preservación de los ecosistemas marinos es ayudar a los animales acuáticos y dejarlos fuera de nuestro plato”, concluye Reyes.

 

 

Categoría:

Comparte esta publicación :