DISMINUYE LAS OJERAS EN CASA CON ESTOS TRUCOS 

 

Aunque muchas personas tienen la suerte de no padecerlas, otras se pasan la vida luchando por reducir o disimular las dichosas ojeras. Algunas se deben a la finura de la piel, pero existen otras causas que pueden ser responsables de la aparición de estas y del aspecto cansado y envejecido en nuestro rostro como: el componente genético, una mala alimentación o, quizás el más conocido de todos, la falta de sueño y descanso. 

Hay personas que son más propensas a ellas. Cualquiera que sea el caso, estos son los mejores remedios para decirles adiós de una vez por todas: 

 

fotonoticia_20170929122204_1024.jpg

 

ALOE VERA 

Pon unas gotas de crema de aloe vera en las yemas de tus dedos y masajea: hidratarás, tonificarás y activarás el riego sanguíneo. Además de hidratar, el aloe vera reduce la inflamación, hidrata y ayuda a cicatrizar, dando como resultado una piel más lisa y uniforme. 

 

Pepino.jpg

 

PEPINO 

Si aún no lo has puesto a prueba, seguro que al menos lo has visto en televisión. Y resulta que no es una leyenda urbana: las rodajas frías de pepino refrescan, hidratan y suavizan. Es igualmente cierto que no son la única opción, ya que unas rodajas de patata, unos discos de algodón humedecidos en agua fría o incluso el reverso de una cuchara (previo paso por el congelador) pueden tener un efecto muy parecido. 

 

coco-klññkjhhi7667856.jpg

 

ACEITE DE COCO 

Mezcla un poco de este aceite con otro poco de aceite de almendras, masajea la zona suavemente y límpiate con agua cuando hayas terminado, enseguida la notarás más tersa. No es el remedio más conocido, pero sí uno de los más eficaces

 

tee.jpg

 

BOLSITAS DE TÉ 

Sí, has leído bien... con las mismas bolsas que utilizas para preparar una taza de té podrás eliminar tus ojeras. Para ello tendrás que congelarlas durante un par de horas y aplicarlas pacientemente durante 15 minutos sobre tus ojos. La zona se desinflamará y aclarará visiblemente. 

 

bicarbonatodesod-7c740e9c215645c202538bdc164590ec-600x400.jpg

 

CON BICARBONATO DE SODIO 

Mezcla agua y bicarbonato y aplica la pasta con la ayuda de una cucharilla fría, para retirarla a los 15 minutos (cuidado de que no te entre en el ojo). Parece que el bicarbonato vale para todo, ¿verdad? 

 

 

Categoría:

Comparte esta publicación :