10 errores de lavandería que no sabías que estabas cometiendo

 

Incluso si has lavado tu ropa durante años sin ningún problema, la mejor manera de lavarla es evitar estos errores comunes. Mr Jeff, la franquicia internacional de lavandería, trae 10 consejos para aprender a lavar la ropa de la manera correcta, que incluye desde cómo usar los detergentes hasta la mejor manera de clasificar la ropa.

 

clara_y_scura_lavadora.jpg

 

1. No te limites a ordenar por claros y oscuros:


Cuanto más clasifiques la ropa, más fresca estará. Separa las prendas muy sucias o embarradas de las piezas poco sucias y las telas pesadas o abrasivas como el denim de las más delicadas. Para el denim, da la vuelta, lávala con agua fría en un ciclo suave y sécala a baja temperatura para evitar que se decolore. Para evitar que las sábanas se retuerzan, lava cada juego por separado en lugar de los de toda la familia a la vez, e incluye prendas más pequeñas en la carga, estas prendas ayudan a evitar que se tuerzan porque tienen diferentes patrones de caída.

 

2. No pongas detergente directamente en tu ropa:


Lo creas o no, hay una forma correcta e incorrecta de cargar la lavadora. Para una mejor distribución del detergente, coloca la ropa primero, luego agrega agua y, por último, el jabón. Si estás usando peróxido de hidrógeno, primero agregas agua, luego la ropa y el jabón. Es recomendable utilizar detergente líquido, es más amigable con el medio ambiente e incluso con las máquinas de lavado. Los detergentes en polvo al no diluirse al 100% se solidifican y terminan incrustados en varias zonas de los equipos. Asegúrate de usar también un detergente para ropa seguro para tu salud y libre de fosfatos y petroquímicos, sustancias químicas que no son biodegradables y contaminan los cuerpos de agua naturales. Asegúrate de revisar las etiquetas de tu ropa y de seguir el significado de esos misteriosos símbolos de lavandería.

 

secar-la-ropa-adentro-lista.jpg

 

3. No abuses de la secadora:


Si tienes tiempo para secar al aire, házlo. No solo ahorras energía al no hacer funcionar la secadora, sino que también ayudas al cuidado de los artículos delicados. “La secadora daña las prendas con elastano (elástico) en su composición, perdiendo su forma e incluso en ocasiones observamos que las prendas se adelgazan, esto es por que el calor revienta los hilos de elastano. Cuando utilices la secadora, no la sobrecargues, ni seques demasiado las telas. Luego dobla o cuelga las prendas, si no la doblas de inmediato, extiéndelas en una superficie plana para evitar que se marquen o se arruguen”, agregó Luis Antonio Zúñiga, experto en lavandería de Mr Jeff.

 

4. No mezcles medias con ropa:


¿Estás cansado de perder una media cada vez que haces una lavada? Intenta colocar las medias en la lavadora primero y luego agrega todo lo demás. Esto hace que sea menos probable que se adhieran a otras prendas, lo que a menudo hace que se pierdan. Una buena alternativa son las redes para prendas delicadas y/o ropa interior.

 

cerrar_cremallera.jpg

 

5. No dejes las cremalleras abiertas:


Las cremalleras sueltas pueden enganchar la ropa delicada y rayar las puertas de las lavadoras de carga frontal. Asegúrate de que estén completamente arriba antes de empezar el ciclo de lavado. Además, los sujetadores desabrochados pueden tirar de las telas o dañar el tambor si se sueltan. Invierte en bolsas de lencería o una funda de almohada vieja como solución.

 

6. No dejes las camisas de vestir abotonadas:


Sí, las cremalleras deben cerrarse, pero los botones no. Lavar una camisa abotonada con los botones abrochados puede dañar los botones y rasgar los ojales. ¡Y tampoco te olvides de los botones de los puños y del cuello!

 

camisa-antimanchas-sepiia.jpg

 

7. No olvides una prueba rápida anti-manchas:


Si te preocupa lavar por primera vez esa camisa nueva, realiza esta prueba fácil para averiguarlo antes de que ocurra un desastre. Humedece discretamente una parte de la prenda, luego sécala con un paño blanco para ver si el tinte mancha. Si es así, lava el artículo solo hasta que el color deje de desteñir, también puedes incluir una media blanca vieja en el lavado para comprobar.

 

8. No omitas el filtro y la manguera al limpiar el atrapa pelusa:


Vacía el filtro de pelusa después de cada ciclo, porque la acumulación de pelusa puede obstruir el conducto y convertirse en un peligro de incendio. También es importante limpiar el filtro aproximadamente una vez al año. Frota con un cepillo de dientes humedecido en detergente, luego enjuaga y seca al aire. Además, desconecta la manguera de la parte posterior de la secadora aproximadamente una vez al año, sabrás que es hora, cuando tarde más de una hora en secar una carga, luego pasa un cepillo largo y elimina la pelusa remanente.

 

como-quitar-las-manchas-de-vino3-1024x682.jpg

 

9. No frotes las manchas:


Tal vez pienses que la mejor manera de tratar una mancha es frotándola vigorosamente con detergente. Pero ese no es el mejor curso de acción e incluso podría hacer que la mancha se extienda. En su lugar, frota suavemente la mancha de afuera hacia adentro. Y, por supuesto, cuanto antes la trates, más probable será que desaparezca. Si tienes una mancha en tu camisa blanca, algunas alternativas como el peróxido de hidrógeno o el hidrosulfito de sodio pueden ser incluso mejores para que tu ropa vuelva a quedar limpia, recuerda que los blanqueadores convencionales dañan la ropa.

 

10. No laves artículos que deban lavarse en seco:


Si la ropa tiene una etiqueta de "limpieza en seco", procede con precaución. En realidad, algunos artículos no necesitan limpiarse en seco; Si se trata de fibras naturales como la lana, probablemente sea seguro lavarlas a mano y dejar que se sequen al aire. Pero para artículos como cuero, gamuza y "piezas estructuradas" (como blazers y trajes), probablemente querrás obedecer esa etiqueta.

 

 

Categoría:

Comparte esta publicación :